Algo está claro: Beyoncé no se anda con tonterías y sino que se lo pregunten al fan danés que se atrevió a darle una palmada en el culo en su concierto en Copenhague.

Mientras la hija de la conocidísima y terrible diseñadora Tina Knowles interpretaba su hit ‘Irreplaceable’, un tiarrón de dos metros se animó a palmear la nalga de la madre de Blue Ivy. Recordemos que la pasarela de su tour está sorprendentemente baja, en un alarde tanto de valentía como de peligrosidad por parte de Beyoncé, con todo lo que ello implica. La respuesta de la colaboradora del disco de Kelly Rowland no se hace esperar: “voy a hacer que te echen de aquí”. La amenaza suena divertida, y aún no sabemos si se materializó, pero con el temperamento de la Queen Bee, nos esperaríamos hasta una paliza a la puerta del estadio.

Esto reabre un tema de debate muy interesante: el feminismo que se gasta Beyoncé cuando le interesa. Lo feminista que presume que es con actos como éste pero no con temas mucho más importantes, desde la política a la letra de sus canciones (‘Bow Down‘ es un buen ejemplo de como no comulgar con el feminismo ni de lejos). ¿Acaso alguien se escandaliza cuando los chicos de One Direction se desnudan entre ellos para ridiculizarse y las fans pierden el oremus por verles y tocarles? En definitiva, que Beyoncé es feminista con las causas menos importantes, pero las que más llaman la atención al público mayoritario. Esperemos que algún día se anime a luchar por los derechos de las mujeres en serio. Aquí tienes el vídeo de la agresión casi sexual a Beyoncé en Dinamarca:

 

Fuente: Cromosomax

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.