Una vez más debemos lamentar un suceso homófobo. Ha ocurrido en Londres, en donde, según ha denunciado una pareja gay en sus redes sociales, el conductor de un vehículo de Uber les echó del coche por darse un beso.

Corey Watts y Jordan Sloan cogieron un taxi a través de Uber en Covent Garden, pero su trayecto duró muy pocos minutos, pues fueron echados por el conductor, que no quiso hablar con la pareja y darles una explicación.

Desde Uber han declarado que no toleran ninguna forma de discriminación, ni hacia sus conductores ni de ellos hacia los clientes. Por ello, ya han suspendido a este conductor y han eliminado su perfil de la plataforma.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.