Australia.- Un tribunal ha permitido que dos adolescentes australianos inicien el proceso para cambiar de sexo.

Se trata de los dos adolescentes Sam y Terry, ambos de 16 años de edad. Terry nació mujer pero se identifica como hombre, y Sam nació hombre pero se identifica como mujer.

Debido a su condición, al llegar a la pubertad intentaron suicidarse. De hecho Sam ha desarrollado un trastorno alimenticio. Sus casos han sido escuchados por la corte de manera conjunta porque tenían los mismos médicos y los mismos diagnósticos de “disforia de género”.

Sam y Terry contaron con el apoyo de sus padres para empezar con el tratamiento hormonal para cambiar su sexo biológico, primera fase de la transición. La segunda fase del tratamiento se considera irreversible. Sin embargo, no estaba claro si sería necesario el permiso de la corte para hacerlo, por las edades de Sam y Terry.

Peter Murphy, juez de la Corte de lo Familiar de Australia, determinó que se necesitaban el permiso de la corte, debido las lagunas legales sobre la “mutilación genital” que podrían derivar en afectaciones legales contra los padres, así como al hecho de que se trata de menores de edad. El juez Murphy también concedió permiso para que Sam y Terry inicien la segunda fase de su tratamiento.

Fuente | Bustle

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.