“Semenology. Manual del Bartender de Semen” es un libro del cocinero Paul Photenhauer con recetas que incluyen semen como ingrediente principal. Y según dijo, es lo que se vienen en el mundo de la coctelería.

Photenhauer cree que el semen sirve para tener “un toque personal a los alimentos, en este caso, una bebida”. Y aclara que la Universidad de Nueva York aseguró que el fluido seminal contiene productos que mejoran el estado de ánimo e incluye componentes antidepresivos.

Dice que no es un pervertido que toma semen todo el día y se lo reserva para cocinar en encuentros especiales con su pareja. “Nunca comería o tomaría semen -cocinado o no- de alguien con quien no estaría dispuesto a tener relaciones sexuales”, definió.

Photenhauer se pregunta que si consumimos leche, que sale de las tetas de las vacas, por qué no podríamos tomar este otro fluido corporal. Aunque reconoce los riesgos de beber semen de cualquier desconocido.

Fuente | Diario Insólito

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.