España.- Rusia ha paralizado las adopciones de familias españolas a causa de un cambio legislativo que impide que las parejas gays puedan adoptar, según ha informado la directora del Instituto Catalán de Acogida y Adopción, Núria Canal.

El gobierno ruso ha decidido que no darán niños en adopción a países en los que no se haya firmado un convenio bilateral o, en su defecto, haya un certificado por parte de un organismo competente que asegure que los niños adoptados nunca serán reubicados en una familia homoparental u homosexual.

Esta decisión, que vulnera la ley española, es la causa de que Rusia haya congelado las adopciones de familias españolas, tanto “monoparentales” como tradicionales, mientras que las homosexuales nunca han tenido posibilidad de adoptar en ese país, según Núria Canal.

“Desde Rusia temen que las familias monoparentales (homoparentales) estén encubriendo su homosexualidad”, ha dicho Canal, quien ha asegurado que intentan dar respuesta a las exigencias de rusia sin vulnerar la legislación española.

Por parte del Instituto, las medidas tomadas han sido dirigir a las familias homoparentales a países donde puedan adoptar y reunirse con las entidades acreditadas para gestionar adopciones en Rusia para afrontar el problema.

Rusia es el primer país de origen de niños adoptados en todo el estado español y, actualmente, hay 223 familias catalanas en espera de adoptar un niño ruso, 48 de ellas con el niño ya asignado.

Fuente | SDP Noticias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.