“Se mira, pero NO se toca”. Esta es una de las frases con la que páginas web anuncian a los pornochachos, el empleo de moda en España derivado de la profunda crisis económica que vive la nación desde hace años.

El empleo de “pornochachos” existe desde hace tiempo y consiste en hacer labores domésticas pero con ropa interior o desnudos.

Sin embargo, ante la crisis económica que vive el país europeo, más personas recurren a este empleo para ganar un poco más de dinero.

Así, las personas apodadas “pornochachos” pueden ganar de 10 a 50 euros la hora. En algunos casos, si ambas partes desean, además, tener relaciones sexuales, entonces el precio aumenta.

Lo preocupante de la situación es que detrás de la publicación de estos empleos en los diversos sitios web, se esconde el tema de la prostitución y en algunos casos trata de personas.

Y es que, a menudo, las personas son reclutadas por redes de prostitución para obligarlas a prestar este tipo de servicios.

La crisis económica ha sumido a España en una terrible situación pues además de la crisis inmobiliaria, provocó una crisis social, política y territorial.

Fuente | Yahoo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.