En estas fechas, los aeropuertos de medio mundo cuentan con un intenso tráfico de viajeros y no resulta nada extraño que se prodiguen las situaciones insólitas y los sucesos fuera de lo común.

Hoy te hablaremos del Aeropuerto Intercontinental George Bush en Houston y de una pareja gay que tuvo que padecer la burla y la humillación, al parecer por una broma muy, muy pesada del personal encargado de manipular el equipaje de este aeropuerto de Texas (EE.UU.). El vuelo tenía su origen en Costa Rica y realizaba una escala técnica en Houston, para después dirigirse a Norfolk, en Virginia.

Según relatan los medios locales, al revisar en la aduana una pequeña maleta que fue facturada por la mencionada pareja gay, parece ser que unos empleados encontraron en su interior un vibrador (juguete sexual) y lubricante, y no tuvieron mejor entretenimiento que rociar de lubricante el mencionado juguete y dejarlo fijado con cinta adhesiva en la parte superior de la bolsa, para que quedará bien visible en el momento en el que sus dueños recogieran el equipaje tras pasar por la aduana en el aeropuerto de Houston .

Tal y como cabía esperar, cuando la parejagay fue a recoger su bolsa a la cinta de equipajes, y esta quedo a la vista del resto de pasajeros, con el vibrador untado en lubricante, la actitud de sorpresa y las risas se prodigaron entre los pasajeros allí presentes.

Tras los hechos acaecidos, la pareja presentó una demanda contra el aeropuerto de Houston en Harris County District Court, alegando haber padecido un shock extremo y vergüenza cuando vieron su bolsa y observaron las caras de sorpresa y risa de los muchos pasajeros presentes.

Fuente: Mirayvuela.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.