Integrantes de la Comunidad Lésbica de Nuevo León tomaron los pasillos de un centro comercial y se manifestaron de manera afectiva, en protesta por lo actos de discriminación que días antes habían cometido guardias de seguridad privada.

El acto de resistencia civil pacifica, en el que mujeres se besaron y abrazaron, ocurrió la tarde del domingo pasado, en los pasillos de la cadena de tiendas de autoservicio Sun Mall, que se ubica sobre la avenida Pablo Livas, en la colonia Rincón, dentro del municipio metropolitano de Guadalupe.

La líder del movimiento “Las Juanes”, llamada Sol Castro informó que un grupo de 32 mujeres lesbianas se hicieron presentes en el centro comercial en solidaridad con sus amigas Anahy y Alejandra, quienes el 21 de mayo entraron al negocio y fueron corridas por el guardia de seguridad privada.

Debido a que las dos féminas hicieron caso omiso a la instrucción del uniformado de abandonar el lugar, fueron arrestadas por la Policía de Guadalupe y liberadas dos horas después.

“El pasado 21 de mayo Anahy y Alejandra, ingresaron a SunMall de Pablo Livas; estas dos jóvenes lesbianas en señal de cariño se dieron un abrazo y permanecieron abrazadas mientras entraban al centro comercial”.

Ante esta manifestación de afectó, dicta el comunicado enviado por Sol Castro, “inmediatamente uno de los guardias que se encontraba en el lugar comenzó a decirles que no hicieran ‘tal cosa’ ya que esto era una clara falta a la moral, que si no dejaban de abrazarse las expulsaría del lugar”.

“Las dos se soltaron y unos cuantos pasos más volvieron a abrazarse, siendo detenidas nuevamente por el guardia”.

El uniformado le exigió que salieran de la plaza, sin embargo, Alejandra comenzó a defenderse de manera verbal del acto de represión que cometía el sujeto.

“Con conocimiento pleno de sus derechos, le respondió que él estaba cometiendo un acto de discriminación y que ellas no tenían por qué salir del lugar, ya que no estaban haciendo nada malo. El guardia entonces llamó a una patrulla con el argumento de que estaban alterando el orden. La policía de Guadalupe, Nuevo León, se hizo presente y las esposaron”.

Las muchachas de inmediato se pusieron en contacto con integrantes del Colectivo Lesbico, Gay, Bisexual y Transexual de Nuevo León, quienes literalmente tomaron la demarcación policiaca de Guadalupe.

Ante la protesta, el alcalde Cesar Garza, ordenó la inmediata liberación de las lesbianas, pidiendo una disculpa por lo sucedido y comprometiendo a llevar a cabo talleres de sensibilización, sobre el tema, para sus efectivos.

Cinco días después de este incidente, un grupo de 32 lesbianas tomó los pasillos de la sucursal Pablo Livas del Sun Mall.

“Estamos aquí para mostrarles que no estamos solas, si discriminan a una, discriminan a todas, seguiremos manifestando nuestro afecto públicamente, no hay razones para escondernos, no debemos permitir la discriminación, seguiremos saliendo y haciéndonos visibles cada vez que sea necesario” comentó Sol Castro.

“Tomadas de la mano, abrazadas recorrieron la plaza, deteniéndose en tres puntos, el área de los cines, al centro de la plaza y finalmente en el área de comida (…) con esto rechazamos la política discriminatoria del personal de la Plaza Sun Mall”, agregó.

Además de la protesta, dijo la vocera de Las Juanas, acudirán al Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (CONAPRED) para denunciar al centro comercial por la violación que se cometió a sus derechos fundamentales.

“Lamentamos estos hechos que no son aislados y la discriminación es latente en Nuevo León, actualmente no existe una ley que penalice la discriminación lo que permite que acciones discriminatorias en contra de la población sigan siendo cotidianas”, concluyó la misiva.

Fuente: Terra

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.