Sobre John Pettigrew y Greg Wiggill, abiertamente gays y pareja, pesa una acusación de fraude, por lo que ahora se encuentran en detención preventiva a la espera de que el caso prospere. Fue ahí dónde el jefe de la prisión decidió separarles por haber mantenido, supuestamente, relaciones sexuales entre ambos, según informa Sunday Times.

La pareja ha decidido poner una denuncia contra el responsable de la prisión alegando una flagrante discriminación por ser homosexuales, en espera de enfrentarse al juicio por los cargos de los que se les acusa. Además, ellos han negado haber mantenido relaciones en la celda.

El portavoz de los Servicios Penitenciarios de Gran Bretaña, Koos Gerber, aseguró que los miembros de la prisión en la que se encuentran retenidos los hombres se quejaron de que estos se dedican a mantener relaciones. “La decisión fue adoptada en interés del buen orden y la seguridad de la cárcel”, apostilló.

La pareja espera que la acción legal que están tomando cree conciencia sobre los abusos de derechos humanos en las cárceles de todo el mundo, especialmente con el colectivo LGTB.

Fuente: Ocio Gay

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.