La primera decisión a tomar es el método de afeitado: con maquinilla manual o con la eléctrica.

Tradicionalmente, el hombre español comenzaba utilizando las maquinillas manuales para pasar a las de afeitado eléctrico a partir de los 45-50 años. Hoy en día, con las múltiples opciones que ofrecen los nuevos aparatos -tanto para el afeitado como para el recorte- y con las modas que en los últimos años apuestan por la barba, las maquinillas eléctricas tienen cada vez más adeptos, y también entre los jóvenes.

¿QUÉ SISTEMA DE AFEITADO LE VA A TU PIEL?

Cada tipo de piel tiene unas características que la definen y que indicarán qué sistema de afeitado es el más adecuado.

- Piel normal. Puedes utilizar sin problema las maquinillas manuales que proporcionan un mejor apurado, tu piel te lo permite; eso sí, utiliza siempre los productos de afeitado adecuados.

- Piel sensible y con tendencia a irritaciones. Te recomendamos las afeitadoras eléctricas con cargador de bálsamo y que además se puedan usar bajo la ducha; de esta manera, la piel está más preparada, con el poro más abierto, y el gel facilitará el deslizamiento minimizando la irritación.

- Con acné y vello que se enquista a menudo. Evita las maquinillas manuales, pues es fácil que erosiones algún granito y te provoques una infección. También aquí es recomendable usar las eléctricas que funcionan tanto en seco como con espumas o geles para evitar heridas e irritaciones.

Fuente: Mens Health

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.