Esto me parce una joya. Me acaba de informar #MiCisen que el gobierno de Suecia lanzó una campaña publicitaria que tiene como objetivo motivar a sus habitantes a actualizar su cambio de domicilio, #TodaProporciónGuardada igual que como le hace el IFE en México. La diferencia entre los anuncios del Primer Mundo con los del Tercero es que los suecos lo hicieron a través de una historia gay.

El comercial #MadeInEuropa, el cual me recordó la trama de la película Brokeback Mountain, aparece un joven francés que se enamora en 1989 de un sueco –pero no del zapato, aclaro– y los dos chavos viven un tórrido romance en París. El sueco, de nombre Kjell tiene que volver a su lugar de origen y, debido que en aquellos años las relaciones vía redes sociales todavía no existían y mucho menos el sexo virtual, el parisino le escribe cartas hechas a mano a Kjell para que se vaya a vivir con él a París, pero Kjell se cambió de casa y no recibió ninguna de estas cartas. Como consecuencia de eso el sueco ahora lleva una aburrida vida heterosexual con su esposa Britt-Marie.

Yo no sé ustedes, pero a mí me parece por demás afortunado que un gobierno mate dos pájaros de un mismo presupuesto: promover la no discriminación entre sus habitantes y sensibilizarlos sobre la importancia de informar de sus cambios de residencia.

Me queda claro que en este sexenio panista de Felipe Calderón esto hubiera sido impensable. ¿Creen que en el gobierno del próximo presidente de México podremos ver que se promueva algo así?.

Por: Beto Tavira
Fuente: Animal Político.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.