George W Bush, expresidente de los Estados Unidos, sigue dando que hablar, en este caso por sus diversas opiniones sobre el matrimonio gay.

Para empezar, hemos de recordar que ha financiado proyectos que pretendían terminar con el matrimonio gay, por lo que, de momento, deberíamos pensar que está en contra de que dos personas que se quieren puedan casarse. Hasta ahí todo bien. Pero hace una semana, en una visita a Zambia, alguien le preguntó por el tema y contestó lo siguiente:

“No debería hablar sobre qué tienen que hacer los demás cuando bastante tengo ya con lo mío”.

Es decir, que ahora le parece bien que cada persona haga lo que quiera. ¿Quizá su hija Barbarale ha explicado lo que es el verdadero amor? Ella participó en una campaña a favor del matrimonio gay bajo el título “la hija de Bush apoya el matrimonio gay”. 

Esto, por supuesto, ha generado controversia. Los fans de Bush (¿Little Bushes?) han salido a la palestra y le han recordado al expresidente que la Biblia condena explícitamente la homosexualidad. Nosotros no entendemos nada y nos alegramos de ese mini pasito atrás que ha dado con la boca pequeña George W Bush. Si ya conseguimos que esté a favor del matrimonio fat, el mundo mejorará o implosionará sobre sí mismo.

Fuente | CromosomaX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.