La publicidad es algo fantástico, capaz de sintetizar en unos segundos múltiples mensajes de manera subliminal, liminal y superliminal. Hoy os traemos un fantástico anuncio que en sólo treinta segundos consigue demostrarte lo dolorosamente incómodo que es a veces ser una persona transgénero en la sociedad actual, cuestionar las absurdas leyes de los lavabos de algunos estados de USA como Carolina del Norte – que han causado el boicot de varios personajes célebres como Bruce Springsteen, que canceló sus conciertos allí – y además venderte un desodorante.

La artista queer Karis Wilde interpreta a su protagonista, una chica transgénero llamada Dana encerrada en el interior de un cuarto de baño de mujeres de algún local. Súbitamente y como es tradición, un grupo de mujeres entran juntas entre risas, y la chica se debate entre salir o no, por miedo al rechazo y las miradas.

Tras unos segundos de nervios, temor y estrés, Dana toma aire y decide salir, momento en el que aparece un mensaje “Test de estrés #8260 – Dana encuentra el coraje de salir y mostrar que no hay nada malo en ser una mujer“.

Fuente | GayStarNews

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Google+