David Beckham ha dado por terminada su carrera deportiva, pero su techo como icono de moda es infinito. Ha convertido su nombre en una marca global deseada. El exgaláctico del Real Madrid es el paradigma de cómo siendo un buen jugador, sin más, su estrella publicitaria eclipsa a todos los demás cracks del balón. Y también su cuenta corriente. A sus 38 años, el inglés es un sello que genera millones. Gana al día 50.000 euros e ingresa bastante más que astros como Cristiano Ronaldo y Messi. Es un filón económico, pero eso parece preocuparle muy poco.

Cuenta que nunca pensó en el dinero ni en la fama. «Ni me interesaban cuando empecé ni me interesan ahora. Nada de eso me excita», aclara. Ha amasado una fortuna de 195 millones de euros y en los próximos veinte años podría ganar otros 350. Las firmas de moda y cosmética le adoran y se lo rifan. H&M, firma con la que ha lanzado su tercera colección de ropa interior, Breitling, Mark&Spencer… y Armani. La marca de lujo italiana le dejó casi en cueros y en posturas de lo más sensuales junto a su mujer, Victoria, para anunciar los calzoncillos más famosos del mundo.

¿Hay quien dé más? David vuelve a hacer saltar la banca. El padre de Brooklyn, Romeo, Cruz y Harper sigue ruborizándose cada vez que se da de frente con un edificio o autobuses empapelados con imágenes suyas con el torso desnudo. «Es algo a lo que nunca podré acostumbrarme», admite el primer hombre en protagonizar la portada de la revista de moda ‘Elle’ en Reino Unido. ¿Cuál es el secreto para que veinte años después de su fulgurante irrupción en la escena futbolística siga generando tanto interés y las compañías recuperen con creces la inversión realizada?

El exfutbolista inglés reconoce que tiene siempre «mucho cuidado» a la hora de elegir qué proyectos respaldar con su nombre. Porque ahí radica el quid de la cuestión. Deseado y envidiado a partes iguales, Beckham es un «fenómeno publicitario» que ha sabido crear una marca y jugar muy bien fuera de los terrenos, aunque muchos sigan viendo en él al chico humilde de Essex que se casó con la más pija de las Spice Girls.

Fuente: El Diario Montanes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.