Alejandra, 18 años.

Fue el lunes pasado, 23 de julio, mi novia y yo caminábamos en el Parque Fundidora, estábamos abrazadas. De repente llegó un guardia montado en bicicleta y nos dijo: “Estar así, en pareja gay, está prohibido aquí en el Parque”.

Además nos dijo que tenía que mandarnos con las autoridades del parque y que también llamaría a la policía. Mi novia muy sorprendida le dijo que no estábamos haciendo nada malo. Aún así siguió intimidándonos e hizo que lo acompañáramos a las oficinas del Parque, ahí nos encontramos con policías que nos dijeron que nos iban a llevar a la delegación porque las muestras de afecto entre lesbianas no estaban permitidas en Parque Fundidora. Yo les respondí e insistí en que no estábamos haciendo nada inmoral, un abrazo no es un acto inmoral. Les informé que yo no sabía que en el reglamento del parque o que en alguna otra ley estuviera escrito que si se demostraba que éramos lesbianas era motivo para ser detenidas por la policía.

Ante mi defensa, uno de los guardias alzó la voz y exaltado nos dijo que eran reglas del parque. Acto seguido llamaron a una patrulla. Mientras todo esto ocurría un policía comenzó a insultarnos: “¿por qué son lesbianas?, Ustedes son una deshonra para su familia, Lo que hacen está mal” y otras
frases hirientes. Nos amenazaron con deternos, que iban a multarnos, ¿¡multarnos por ser lesbianas?!

Al final, por razones que desconozco, cambiaron de parecer y solo nos corrieron del parque. Nos advirtieron que no podíamos regresar a Parque Fundidora ni a Santa Lucía y que si volvían a vernos en cualquiera de estos dos lugares públicos nos iban a detener, así estuviéramos abrazadas o solo tomadas de la mano…

Este relato llego a las coordinadoras del grupo Las Juanas de Comunidad Metropolitana AC (COMAC) quienes en una muestra de apoyo realizaron una movilización pacifica denominada Caminata al parque fundidora, más de 50 personas del colectivo LGBTTTI se reunieron el domingo 29 de julio con banderas multicolores y tomadas de las manos recorrieron el parque fundidora en apoyo a las parejas del mismo sexo que han sido discriminadas en dicho parque por demostrar su afecto; Sol Castro comento: a parte de la caminata realizaremos las quejas y denuncias pertinentes estamos buscando reunirnos con la administración del parque para que nos den una explicación de los actos discriminatorios que se realizan hacia las parejas del mismo sexo.

Esta no es la primera ves que el colectivo LGBTTTI manifiesta que ha sufrido discriminación por parte de la seguridad del Parque Fundidora, existen mas de 15 casos en lo que va del 2011 a la fecha, sin que hasta la ahora la administración del parque haya emitido algún comentario al respecto, tal parece que ejercer la discriminación, humillar al colectivo LGBTTTI y menoscabar los derechos humanos son una política de dicho parque.

Fuente: COMAC Comunidad Metropolitana AC.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.