De la ética a la necesidad hay un paso

Por eso investigamos por qué alguien estaría interesado en pagar por ciertas partes del cuerpo humano. Así que deja de buscar trabajo en el periódico y checa esto.
Suena loco pero puede ser. Hay tanta necesidad como ideas para disminuirla, por lo que ofrecer lo que en teoría es más tuyo que nada en este mundo, no suena tan descabellado si es legal y lo puedes hacer en vida.


Cabello:

Algunos lo cortan, lo tiñen, lo amaran, lo sueltan lo descuidan, y tal vez no sepan que podrían obtener mucho dinero con él. Un mechón de cabello sano puede servir para limpiar el agua de químicos (¿les suenan los derrames de petróleo?), para hacer pelucas, incluso hay quienes ya lo prueban como sustituto de fertilizante, en fin, déjenselo crecer porque una trenza les podría significar hasta 13 mil pesos si sabes a quién vendérselo según un sitio de internet.


Sangre:

(Exigimos que los vampiros generen empleos)

Comenzamos a creer que varias sectas de vampiros de series de televisión y películas de Hollywood podrían generar fuentes de empleo si en vez de atemorizar a los aldeanos, pagaran por la sangre que se beben.

Aunque su venta es ilegal. Se trata de que haya bondad en tu corazón y la dones para tratar la anemia, trasplantes, traumatismo (como los accidentes de tráfico), quimioterapia o leucemia.

Contrasta que en EU algunos hospitales pagan por ella, entonces puedes obtener hasta 50 dólares (650 pesos) en una sesión, acción por la que ya no pertenecerías al reconoció club de los donantes de sangre, que celebran su día internacional el 14 de junio.


Webcamer:

(Aspiren a convertirse en la nueva Paris Hilton o ¡Hulk Hogan!)
Es mejor ganar dinero conscientemente, a no ganarlo y de tomas maneras ser la comidilla de los programas de chimes -¿o no Kim Kardashian o Michelle Vieth?

Ser un o una webcamer es tan sencillo como tener una computadora, internet y una webcam. Lo único que tienes que hacer es sacar al striptease que llevas dentro y darle vuelo a la hilacha frente al ordenador.

Según las páginas que se dedican a reclutar nuevos talentos, a la semana podrías ganar hasta 260 mil pesos si le echas ganas y ocupas tus ratos libres en bailar en vez de holgazanear.


Alquilarte como laboratorio farmacéutico:

(Esperamos que no te salga un tercer ojo)

Lo primero que vino a nuestra mente fue el episodio de Malcolm in the middle, cuando Reese decide ganar dinero como conejillo de indias ingiriendo fármacos de diferentes laboratorios.

En Estados Unidos estos procedimientos son para verificar la seguridad de los mismos, mas no para comprobar si funcionan, dicen.

En fin, de cualquier manera una persona que en aquél país se dedique a esta “profesión” puede ganar hasta 325 mil pesos anuales.


Renta de útero:

Este es sin duda el proceso más engorroso de este listado. Nueve meses con tremenda panza y con los padres al borde de la histeria llamando cada cinco minutos para saber si el bebé por fin se movió o si el útero en alquiler se encuentra bien.

Pero la perspectiva podría cambiar si tomamos en cuenta que en un anuncio de internet, una chica se alquila con la tarifa de 600 mil pesos (cuota en el DF) por gestar 9 meses y cumplir con el proceso de dar a luz. Suena más a negocio que cualquier otro. El único requisito es controlar los sentimientos y luego no querer quedarse con el bebé, si no, ya pa’qué les cuento.


Venta de óvulos y esperma:

(¿Quién dijo que ser mujer no tenía sus ventajas?)

Para algunos es imposible traer más habitantes de este mundo, así que tienen que recurrir a otros para lograrlo.

Las mujeres pueden vender óvulos, valuados hasta en 320 mil pesos si se toma en cuenta que en una extracción se recuperarán de 10 a 15 especímenes para implantar.

Por su parte los hombres apenas reciben mil 600 pesos por cada muestra de esperma, aunque pueden vender hasta que se cansen, literalmente.


“Donar” en vida:

(Nunca falta el listillo que se aprovecha de la necesidad)

Los riñones, parte del hígado, lóbulo de un pulmón, intestino o médula ósea, son órganos por los cuales se puede recibir una lanita sin tener que abandonar este mundo. Aunque ojo, esta práctica es ilegal.

En estos casos no sabemos cuál es el listillo que se saldrá con la suya, si el donante o el comprador, difícil decisión.

Según datos de la ONU y Human Rights Watch, en el mercado negro se puede pagar hasta 1 millón 560 mil pesos por un riñón, 1 millón 956 mil por un hígado o pulmón y 960 mil por la médula espinal. ¡Dudamos de que estos precios sean para un donante vivo!

Fuente: Laguna Gay

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.