Rocco Steele es una persona atípica en el mundo del porno gay. Contrariamente a lo que se pueda pensar, convertirse en una estrella del porno no es algo fácil, muchos intentan entrar en ese mundo para ganar dinero rápido, como es el caso de Cathal McCarron – el futbolista que se metió a actor porno gay para pagar sus deudas del juego -, otros intentan que el porno sea la puerta de acceso a una carrera cinematográfica posterior, pero lo de Sylvester Stallone fue rara avis: en general, hacer porno les invalida para dar el salto al cine tradicional.

Rocco Steele pasó hasta los 40 años trabajando en una multinacional como todo hijo de vecino. Pero de repente, en 2014 decidió dar un giro de 180 grados en su vida y bien pasada la cuarentena se inició en el mundo del porno gay. Con una cabeza mucho más amueblada que la de sus compañeros y mucha más experiencia, Rocco hizo lo que quería cuando quería, con un único objetivo: ahorrar dinero para hacer su sueño realidad.

rocco-steele-calzoncillos
¿Y cuál es el sueño de Rocco Steele? Tras un dilatado currículum en ventas y conociendo muy bien el sector, decidió invertir todos sus ahorros en crear su propia marca de ropa interior: 10seven, de esta manera Rocco aunaba sus dos pasiones: las ventas y los calzoncillos, a juzgar por la amplia galería de imágenes que podemos encontrar en internet de Rocco ataviado únicamente con ellos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Google+