Pakistán.- Akbar y Ali, son una pareja gay que han luchado contra viento y marea para poder lograr estár juntos.

Oficialmente la homosexualidad está prohibida en Pakistán, pero las relaciones sexuales entre hombres son una costumbre tolerada por la sociedad pakistaní. No obstante los hombres gays asumen su responsabilidad ante la familia y se casan con mujeres, formando una familia tradicional y llevando una vida gay paralela.

Un ejemplo de la vida homosexual en Pakistán es lo ocurrido en la ciudad de Karachi, les recomendamos leer esta nota al respecto: Homosexuales en Karachi

En el caso de Ali, Akbar debió convencer a la matriarca de la familia de su novio para que lo aceptarán en el clan:

“Su abuela era la cabeza de la casa, así que sabía que conquistarla significaría todo y lo demás caería por su propio peso. Me tomé el tiempo para hablar con ella y convencerla de que yo era una buena persona. Ese fue el primer y más importante paso. No se trataba de salir del closet en estricto sentido. Es más importante convencer a la familia de Ali que soy un buen ser humano”.

Akbar cuenta que en una ocasión la abuela de su novio le dio un pañuelo que ella le bordó a su nieto cuando era pequeño. La señora le dijo que se lo daba a él porque sabía que cuidaría del pañuelo como lo haría con su querido Ali, un gesto amable y de franca aceptación por parte de la anciana.

Akbar y Ali ahora viven juntos y sus familias los apoyan, a pesar de que la opción de una vida gay en pareja no es lo habitual en Pakistán. Se tolera el sexo esporádico entre hombres, pero nunca la vida como matrimonio.

Cuando la abuela de Ali los visita, ven telenovelas juntos y la pasan increíble. Al momento de acostarse la abuela es consciente de que su nieto y Akbar duermen juntos: “Claro que sabe lo que está pasando. Nosotros no tenemos que dar explicaciones al respecto”.

Activo sobre pasivo

Sin embargo aún existen muchos tabús sexuales por derribar en Pakistán, como los de rol. Aún cuando las relaciones homosexuales son toleradas, los gays pasivos son vistos como inferiores a los activos. El homosexual activo es el que penetra, el pasivo es el que es penetrado.

“Hubo un caso en el que dos chicos fueron sorprendidos teniendo relaciones sexuales en un campo”, relata un miembro de la comunidad gay pakistaní.

La familia trató de sobornar a la policía con dinero para que en en los documentos oficiales sobre la averiguación policiaca, su hijo apareciera como el “activo”, para ellos un hijo “pasivo” sería lo más vergonzoso que les pudiera suceder en la vida.

Akbar y Ali en su casa de Karachi

Fuente |  BBC

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.