1. Zona entre labio inferior y barbilla. Este pequeño espacio tiene muchos receptores sensibles. Cuando lo beses, succiona el labio inferior y détenlo con los dientes (suavemente), luego acaricia con la punta de la lengua la zona debajo del labio y hasta la barbilla, o hasta donde tu lengua alcance.

2. Manzana de Adán. La “manzana” de los hombres es sumamente sensible, no dejes de “consumirla”. Pero es recomendable que no abuses en su “consumo”, es decir, bésala y lámela sólo un poco, de lo contrario dejará de ser sexy.

3. Las muñecas. En este caso lo indicado es besar rodeando ambas muñecas y luego da unos lengüetazos muy sutiles. No te imaginas lo que puedes lograr con esta técnica.

4. Los tobillos. Acarícialos y bésalos, también sopla un poco sobre ellos, eso hará que tu hombre se retuerza de placer.

5. Nuca. Controvertido punto del cuerpo masculino. Ningún hombre puede resistirse tras recibir una buena dosis de besos en la nuca. Hazlo, y luego ve bajando lentamente por toda su espalda.

6. Pezones. Hay dos tipos de hombre, los que tienen pezones muy sensibles y los que no sienten nada. Averígualo por ti mism@, muerde suavemente, dales un pequeño masaje con hielos y bésalos con intensidad.

7. Lóbulo. Esta parte de la oreja en los hombres es “ultra sensible”. Zona erógena por excelencia, es recomendable darle unos buenos besos mientras susurras algo “cachondo”.

8. Clavícula. Llena de terminaciones nerviosas, esta zona del cuerpo masculino debe recibir mucha atención. Besos, lengüetazos, caricias, has de todo y velo gemir de placer.

Fuente | Terra

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.