Ah, la Navidad, esa festividad cristiana que acaba dotando de días festivos a creyentes y no creyentes. Además de los regalitos que nos dejan los Reyes (aunque sea ateo y republicano). Fechas entrañables repletas de gasto, consumismo y eventos familiares sí o sí. Cenas de empresa, resacas, reencuentros con los amigos que vuelven a casa, vuelven por Navidad. Es la hora de poner tu Belén más marica, la decoración más chic y disfrutar del calor del hogar.

Ya sea con un hogar de fondo, con la estufeta eléctrica o con la calefacción central, la Navidad es la mejor época del año para ponerte cómodo en el sofá, manta y ver películas hasta decir basta. Hoy te proponemos 5 películas para ver esta Navidad. Sí, lo sabemos, la mayoría son clásicos que hemos visto una y mil veces en televisión, pero nunca está de más volver a verlas.

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD

Pesadilla Antes De Navidad

Empezamos por un clásico de 1993. Pesadilla Antes de Navidad es una de esas obras de arte de Tim Burton. Una película infantil, en stop motion, que ha envejecido fenomenal. La historia de Jack Skeleton y cómo no consiguió que los humanos entendieran su concepto de la Navidad. En la versión original, Danny Elfman (que debe ser la persona que más sintonías de televisión ha creado) canta las canciones de Jack.

La película no tiene ni un solo guiño gay, pero ¿hace cuánto que no ves una película de Burton en la que no salgaJohnny Deep muy maquillado y sobreactuado y/o Helena Bonham Carter más sobreactuada todavía y con cara de loca? Pues eso. Ideal para ver cuándo tu hermana te deje a sus hijos un rato quieras enseñarles cine de verdad y canciones más guays que las de Cantajuegos.

GREMLINS

Gremlins

Otra película a la que no le encontrarás temática gay, pero que más navideña no puede ser. ‘Gremlins‘ (la uno, por favor) es una cinta de 1984 (sí, hija, sí, 30 años hace ya) y en la que podemos disgrutar de Zach Galligan cuando era monísimo. Las normas, ya te las deberías de saber: no exponer al mogwai a luces brillantes, no mojarle y sobre todas las cosas, no darle de comer pasada la medianoche.

El impacto cultural de esta película nos ha dejado, por ejemplo grupos como Mogwai o el guapísimo Rod Thomas, que a nivel artísitico se llama Bright Light Bright Light, que es lo que grita Gizmo cuando le da la luz.

LA VIDA DE BRYAN

La Vida De Bryan

Seguro que en 4 de las 6 cadenas de televisión navionales más vistas emiten una versión de la pasión de Cristo. Tú, si eres valiente, puedes contraprogramar y emitir en tu propia tele ‘La Vida de Bryan‘. Una de las versiones de la vida de Jesús más desternillantes que podamos ver. Humor no sólo para británicos.

Protagonizada por Graham Chapman, uno de los primeros humoristas en salir del armario en los 60. Lo importante es decidir si eres del Frente Popular de Judea o del Frente Judaico Popular.

SÓLO EN CASA

Solo En Casa

Y de 1990 nos llega otro clásico navideño. En esta ocasión, una de las películas infantiles más crueles que podamos ver. Y es que ‘Solo en casa‘ va de un niño al que su familia insulta y ningunea hasta tal punto que se lo olvidan cuando se van de vacaciones. El cinta está protagonizada por Macaulay Culkin, que este año se convirtió en meme al hacerse una camiseta de una foto de Ryan Gosling llevando una camiseta de Macaulay Culkin llevando una camiseta de Ryan Gosling llevando una camiseta de Macaulay Culkin. O algo así.

La película es una sucesión de trampas o putadas que Kevin McCallister les prepara a los cacos. Que bueno, alguna que otra roza la auténtica crueldad infantil. En fin no quiero imaginar cómo de tarados salimos esa generación…

MEAN GIRLS

Mean Girls

Y para acabar, una pequeña licencia. ‘Mean Girls‘ o ‘Chicas Malas’ no es una película navideña como tal, pero tiene una de las mejores coreos con villancico de la historia. Y es superfabu. Toda una generación (casi igual de tarada que la de ‘Sólo en Casa’) ha crecido con las maldades y realidades de instituto que Tina Fey nos mostró.

Además de grandes momentos para el recuerdo, ‘Chicas Malas’ nos trajo a una Lindsay Lohan, cuando aún era una pelirrojita casi inocente y a un Daniel Franzese que era demasiado gay para funcionar.

En Ambiente G | Cine gay: ‘Seduciendo a go (getting go)’

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.