Los mormones han aceptado definitivamente que hay homosexuales en sus filas, para lo que han actualizado una página web, a la que denominan «Mormón y Gay». Un gesto con el que quieren hacer entender a sus feligreses que ser gay no implica que una persona ya no pueda pertenecer a los mormones de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Sin embargo, aceptar la homosexualidad en sus filas de ninguna manera significa que acepten las relaciones homosexuales. La Iglesia de los Santos del Último Día ha declarado que, simplemente, acepta a las personas homosexuales como hijos de Dios, pero mantiene sus enseñanzas tradicionales que advierten que la atracción a los miembros del mismo sexo es un pecado. El sitio web es un centro de recursos para las personas homosexuales que necesitan ayuda para lidiar con sus impulsos homosexuales, más lugar de un sitio web para promover los derechos de los homosexuales.

El sitio web expone las experiencias de algunos mormones homosexuales que hablan acerca de cómo se enfrentaron a su «problema» usando la fe. Relatos que tienen el propósito de guiar a otros mormones homosexuales que buscan maneras de estar comprometidos con su fe, incluso si son homosexuales, o a pesar de serlo, porque la página refleja las actuales creencias de los mormones sobre la homosexualidad, presentándola como una enfermedad que se puede curar. Según ello, las personas homosexuales pueden seguir viviendo sus vidas como las parejas heterosexuales con el apoyo y la ayuda espiritual de la comunidad mormona.

No cabe duda de que esta manera de aceptar la homosexualidad implica un doloroso conflicto personal en los individuos que pretendan compaginar la fe con la aceptación de la orientación sexual. Porque si bien puede ser un signo de esperanza para los mormones que son secretamente homosexuales, también puede aumentar la presión mental que experimentan a medida que se vean obligados a creer que su comportamiento no es natural. Por un lado, crean un escenario seguro para que los mormones homosexuales puede salir del armario sin ningún temor, ya que estarán protegidos, pero este apoyo se les prestará sólo si permanecen célibes, o acceden a casarse con una persona del sexo opuesto.

Miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, Quentin L. Cook cree que esta es la manera justa de proceder de la iglesia para demostrar amor y compasión. Considera poco cristianos los actos de segregación de mormones sólo porque sean homosexuales, porque va en contra de lo que la iglesia representa. Como líderes de esta iglesia, están capacitados para atender a las necesidades y preocupaciones de las personas homosexuales, y para ayudar a los miembros de la Iglesia a que acepten a los mormones homosexuales y se sientan amados y aceptados.

Fuente | Universo Gay

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Google+